Londres eta ni


Imposibles
octubre 2, 2012, 3:46 pm
Filed under: Uncategorized

“Eres un utópico, eso es imposible”

Seguro que alguna vez os lo habrán dicho. A mí muchas veces. El que escribe estas líneas es una de esas personas a las que les gusta buscar la vuelta a las realidades.

Sin embargo, plantear soluciones alternativas al sistema, es harto complicado. Más aún, en una sociedad como la actual donde impera el pragmatismo y los “revolucionarios” que no son “ni de izquierdas ni de derechas” están cada vez más de moda.

Cuando planteas ante un problema concreto una alternativa fuera de los parámetros de lo establecido, alguno te viene con la coletilla “eso no se puede hacer”, y lo suele afirmar afirmar con tal rotundidad  que  anula siquiera la posibilidad de debate y contraste

Y diréis ¿a qué viene esta chapita?

Bueno, pues viene a colación de un episodio que viví hace unas semanas en una comisión de urbanismo (¡ah! es que soy concejal). Debatíamos sobre un solar del Ayuntamiento. Éste lo  quiere vender a una cooperativa para que se construya VPO en propiedad. Mi grupo no está de acuerdo, queremos que el Ayuntamiento construya VPO de alquiler social, no en propiedad.

Al plantearlo en la comisión, el resto de grupos y los técnicos nos miran como si fuéramos marcianos. Parecía que nos habíamos vuelto locos.

¿VPO de alquiler social desarrollado por el Ayuntamiento? Eso es imposible.

Respuesta categórica.

Entonces, iluso yo, se me ocurre preguntar esa si respuesta tan categórica se debe a que han estudiado tal posibilidad, han hecho las consultas necesarias y han concluido que no es posible.

La respuesta es NO. Que es algo obvio que es imposible.

Al parecer, las cosas son muy obvias y no es necesario estudiar las alternativas antes de responder a una pregunta de este calado.

Terminó la comisión y me fui mosqueado a casa… No me creí lo que me habían dicho. Al día siguiente se me ocurre preguntar a dos personas expertas en política de vivienda, un gestor y un arquitecto, cuánto costaría el proyecto que planteo. Me dan una cifra.

Me quedo flipado. Una cifra muchísimo menor a la que pensaba. Una cifra que hace posible el proyecto de alquiler social. No sin dificultad. Pero es posible.

Al de unos días tuvimos pleno y sacamos el tema, sacamos las cifras. Al parecer no gustó mucho al resto de los grupos, porque quedaban en evidencia.

Esta historia que acabo de contar, me ha hecho reflexionar sobre lo que puede ser y no puede ser imposible. Y creo que realmente hay pocas cosas que lo sean. Creo que existen menos utopías de las que creemos, porque muchos proyectos, metas e ideas son factibles. Lo que ocurre es que la ideología y poder dominante pretenden tener el dominio del conocimiento.

Nos obligan a actos de fe. Sus actos de fe que nos dicen qué es lo posible y qué no lo es. Y muchas veces, no nos molestamos en contrastar ni rebatir.

Yo lo que tengo claro es que esas 82 VPO de alquiler social en Leioa se pueden hacer  y que solamente sería necesario un crédito de 5 millones de euros para el Ayuntamiento de Leioa. Nos acabamos de gastar 6 millones en unas piscinas descubiertas que solo se pueden utilizar 4 meses al año.

¿Imposible?

Anuncios


Reload
septiembre 18, 2012, 3:11 pm
Filed under: Uncategorized

Hace unos días recordé que todavía tenía activo este blog. Lo busque y volví a leer todos los post que había escrito. Me quede un poco sorprendido. Qué extraño y hasta cierto punto gratificante puede ser releerse a uno mismo años después.

“Londres eta ni” nació en el 2008 a modo de bitácora personal sobre las experiencias que me esperaban en Londres. El año que residí en la capital inglesa realizando mi postdoc en la AA.

Ese periplo tuvo su fin en julio de 2009. Volví a Euskal Herria y desde entonces aquí sigo.

Ha llovido desde entonces. Mucho.

Pero creo que voy a retomar este espacio. No cambiare el nombre, aunque ya no viva en Londres. Me ha gustado tanto el tono como el concepto de aquella idea que tuve en aquel momento y que durante un tiempo desarrollé.

Voy a volver a darle una oportunidad. A ver qué pasa.

Pd 1: Para aquellos y aquellas que me conocéis, prometo no hablar de política. Esto será una ventana de aire fresco para reflexiones, vivencias y análisis de la vida cotidiana.
Pd 2: Sin pretensiones de ningún tipo.



Japanese Girl
abril 22, 2009, 9:14 pm
Filed under: Uncategorized

Vivo en una calle muy pequeña en el este de Londres, entre Bethnal Green y Whitechapel. Una calle donde solamente hay 5 casas en hilera.

Vivo con una chica japonesa, Kaori.

Kaori es pequeña y menuda. Es artista y se pasa todo el día trabajando en su arte, en sus cuadros, en sus collages. Se encierra en su habitación y pocas veces sale, sino es para cocinar unos noodles o comida japonesa.

Kaori es una mujer pequeña pero que hace arte con un tema de hombres grandes y robustos. A Kaori le gusta el mundo de la construcción. Saca fotos a lugares en construcción, a sus maquinas, a los materiales, al desorden… construction site. Revela las fotos, las recorta, las pega, las combina y hace su arte.

Pero Kaori también crea un “Little Kaori World” en el jardín. Coge un pequeño espacio y lo convierte en un mini espacio en construcción. Hace una maqueta con piezas minúsculas, que parece que solamente las puede hacer una persona pequeña que sepa llegar a ese nivel de detalle.

Kaori, es una persona tímida y respetuosa. Será por su forma de ser japonesa. Tiene los ojos rasgados, como es típico en las personas de su país, pero cuando se sorprende los abre y los hace grande.

Kaori es una persona curiosa, es la Japanese girl con la que convivo en la pequeña calle de Stothard Street.



Huele a estiercol en la ciudad
abril 3, 2009, 1:11 pm
Filed under: Uncategorized

Hace un tiempo pude ver un video donde aparecía una niña urbanita mirando a una vaca en el campo. Le preguntaban si le gustaba la leche de vaca. La niña mirando con cara como de asco le decía que no, que a ella le gustaba la leche del supermercado.

La verdad que el video me hizo gracia pero tampoco me sorprendió mucho. Nacer y crecer en una gran ciudad sin contacto directo con la naturaleza puede generar estas situaciones. Es gracioso ver al urbanita cuando sale de la ciudad al campo mirar con ojos pasmados la naturaleza con toda su fauna y su flora. “¡¡Mira ama!! ¡¡Una vaca!!!” Diría esta niña sorprendida y excitada por ver al natural ese animalito que tantas veces ha visto impreso en los libros.

Sin embargo, a veces la ciudad te puede sorprender. Hace uno meses un buen amigo que vivió antes que yo en le barrio donde resido en Londres, me llevo de paseo por al zona. Me dijo que si conocía la Hackney Urban Farm. Yo le mire sorprendido, diciendo que no.

Allí fuimos a ver cerdos, gallinas, patos… en medio de la gran ciudad.

En la ciudad también huele a estiércol, pense-

Y allí estaba yo mirando sorprendido a ese microcampo en medio de la urbe, oliendo a kaka y viendo a los animales como si fuese la primera vez que veía uno. La verdad que me impacto, era una cosa que no esperaba encontrarme en Londres. Así que saque mi cámara y me puse ha hacer fotos a aquellos animales con complejo de rock star acostumbrado a los flashes de las cámaras. El lugar estaba lleno de familias jóvenes con hijos a los que les enseñaban que los animales existen de verdad y que no solo son parte de los dibujos o de los libros.

Hace poco me comentaron que esta no es la única granja urbana de Londres, hay otras más por toda la ciudad.

La verdad, que oler a estiércol en medio de la ciudad tiene su cosa agradable, no tanto por disfrutar con el olor sino porque lleva a tus sentidos fuera de la gran urbe, aunque sea por un momento.



Pensamientos en el underground
marzo 28, 2009, 12:05 pm
Filed under: Uncategorized

Suena el despertador, hora de levantarse, ducha, desayunar y vamos al metro.

Rutina diaria de las miles de personas con las que terminas encontrándote en el Tube de Londres.

Es hora punta, las estaciones subterráneas están a rebosar. Los trabajadores del metro controlan que la marea humana siga las indicaciones, se mantengan apartados de las vías cuando entra el tren, dejen salir a la gente y entren con calma.

“Please, mind the gap” suena desde la megafonía una y otra vez. Es importante, a veces el convoy del tren y el andén están bastante separados. Pero de tanto repetir la frase ha pasado a ser como la coletilla del metro. Hasta en las tiendas de souvenirs puedes encontrar hasta camisetas con la frase de marras… junto a otras camisetas con frases estúpidas para turistas.

Una vez dentro del metro, lleno de gente hasta arriba hay una cosa que me llama mucho la atención. El silencio. No se escucha nada más que el sonido del tren arrastrando su estructura de metal por las vías a toda velocidad.

El gusano metálico nos lleva dentro de sus entrañas de un lado a otro de la ciudad y parece que nosotros, como penitencia de la rutina diaria debemos de guardar silencio.

Pero también es curioso como todas las personas que estamos unos junto a otros, pegados, tocándonos, oliéndonos… evitamos mirarnos a los ojos. Si, buscas mirar a cualquier lado pero sin cruzar mirada alguna. Porque aunque vas con otras cientos de personas, en realidad viajas solo en tu burbuja, con tus pensamientos, tu música, tu ánimo o tu cansancio.

Pero a veces, admitámoslo, siempre hay algo que nos llama la atención. Una persona, la portada de un libro, una ropa, un periódico, unas mujer bonita, un anciano… algo llama a tu curiosidad y no te puedes resistir a mirar, pero intentas que la otra persona no se de cuenta.

Y así vas un día y otro por el metro de Londres compartiendo viaje con la fauna humana de la urbe y separado de la vida en superficie que no hace mas que entorpecer y retrasar tu trayecto.

Pero a veces, cuando toca la vuelta a casa después del trabajo y la prisa no dicta tu ritmo… decides no sentirme un gusano bajo tierra y coges el autobús.

O te vas caminando….



Silvia nos deja…
febrero 24, 2009, 2:57 pm
Filed under: Uncategorized

Últimamente más de un conocido me saca los colores con comentarios tipo “oye, ¿que pasa con tu blog? ¿Ya se te ha olvidado que lo tienes?”. Pues no, no se me ha olvidado que lo tengo activo ni tampoco que me propuse no dejarlo en el olvido. Aunque la verdad no es fácil, porque el que escribe estas líneas es una persona bastante irregular y poco organizada… hay cosas que jamás cambiaran.

 

Una de las personas que me ha hecho este comentario más de una vez, es una de las personas que más aprecio de Londres, Silvia. Sin embargo, hace unas semanas me dijo que dejaba la ciudad y se volvía a Barcelona. La razón, la falta de trabajo.

 

Si, Londres esta sufriendo profundamente la crisis. De la misma manera que durante años se ha beneficiado de un modelo de crecimiento especulativo a modo de gran burbuja financiera, de la noche a la mañana todo comienza a derrumbarse. Parece que el No Future de los Sex Pistols comienza a re-tomar sentido años después…

 

Cuando me lo dijo no me sorprendió, porque ya habíamos hablado del tema, pero al saber que tomó la decisión, la tristeza se apodero de mi. Sin embargo, estas son algunas de las circunstancias que uno tiene que experimentar cuando esta de paso de una ciudad.

 

La gente va y viene.

Nos conocemos y nos despedimos.

Nos saludamos y nos decimos agur.

 

Pero al final, con el tiempo terminas por acostumbrarte. Recuerdo mis primeros años en Barcelona, la primera ciudad a la que emigre por unos años. Recuerdo como me dolía despedirme de los amigos y las personas que conocía y con las que terminaba por tener una buena amistad. Recuerdo el adiós y el no saber si volvería a ver a esas personas otra vez. Sin embargo, los años pasaron y los “adioses” pasaron a convertirse en “hasta luego”.

 

Y eso ocurrió porque al final uno no sabe las vueltas que puede dar la vida y si volverás a reencontrarte otra vez. Y sobre todo, porque uno al final aprende que cuando estas de paso en una ciudad nada es estable y tienes que aprender a vivir la amistad de una manera mucho más flexible.

 

Así que Silvia nos deja y se va, al igual que lo han hecho o lo harán otras muchas personas conocidas, porque amigos y amigas… Londres esta muy jodida y buscarse la vida en esta ciudad cada vez es más complicado, por no decir imposible. Se acabo el tiempo de las vacas gordas, han matado la gallina de los huevos de oro y ahora toca sufrir….

 

… yo mientras tanto me quedo en la biblioteca mirando desde la ventana las cosas pasar…

 

Agur!

Pd: Nos vemos por Barna silviosis!!!

 

 

Silvia and me!

Silvia and me!

 



Expectativas para el nuevo año
diciembre 21, 2008, 1:31 pm
Filed under: Uncategorized

Y llegaron las vacaciones de navidad… la ciudad comienza a vaciarse y las conversiones de los últimos días giran alrededor del mismo tema: ¿Que día marchas?

 

Y la verdad que ganas no falta. Llevo tres meses en Londres y uno necesita un break, tomar un poco de aire, volver a su lugar, a su idioma, a su gente… sentirte un poco en casa para poder cargar las pilas.

 

Tres meses dan para bastante, pero no para todo. Se puede decir, que ya me he asentado en la ciudad, ya conozco un poco más y comienzo a controlar un poco funciona. Ya no se me hace tan extraña.

 

Pero con el nuevo año comienza una nueva etapa, pasamos de la adaptación a la acción, pasamos de sentirnos invitados a intentar sentirnos parte de la ciudad. ¿Podrá ser así?

¡Esperemos!